h1

El Rey Tigre

El Chiang Mai narra una historia del siglo 15 sobre dos campeones de Muay Thai.

En 1411 el Rey Sen Muang Ma murió dejando dos hijos y dos opciones al trono, una de más. Los hijos Yi Kumkan y Fang Ken comenzaron una guerra por el trono. La guerra continuó por tiempo indefinido y sin probabilidades de culminar. Fue entonces que Fang Ken sugirió seguir las tradiciones del pasado y así resolver el problema de la sucesión al trono mediante un simple combate de Muay Thai. Yi Kumkan aceptó. Ambos príncipes establecieron que la duración de la pelea sería hasta la primera sangre. De acuerdo con la historia, el combate duró varias horas. La pelea culminó bastante pareja, muy similar a la guerra, pero el peleador de Fang Ken recibió una pequeña cortadura en el pie. Primera sangre, según la reglas establecidas, ganaría la pelea; entonces Yi Kumkan se convirtió en el Rey.

Algunos de los campeones legendarios de Muay Thai han sido reyes. El más famoso de ellos fue el Rey Tigre, Phra Chao Sri Sanpetch VIII, el Rey número 29 del Reino de Krung Sri Ayutthaya. Conocido como, Khun Luang Serasak, antes de ser coronado, fue hijo de Phra Petraja, el fundador de la Dinastia Ban Plu Luan. Su hijo fue conocido como Phra Buddha Chao Sua o el Rey Tigre por su ferocidad como peleador de Muay Thai o Boxeo Tailandés. Durante el reinado del Rey Tigre, el Muay Thai vivió su era dorada especialmente por el interés y patrocinio del Rey. Cada soldado entrenaba el arte. El ser un buen peleador de Muay Thai era una manera de avanzar militarmente.

El Rey mismo era un ardiente exponente del arte. Pero los peleadores no deseaban vencerlo y se hacían derrotar lo mas pronto posible, ya que el solo tocar al Rey podría resultar en la ejecución. Entonces el Rey tenía un problema, en realidad no podía saber si sus victorias eran debido a que el era el Rey o porque en realidad era un buen peleador. La oportunidad para el Rey de demostrar sus habilidades surgió cuando uno de sus escoltas mencionó que se realizaría una feria en el templo de Ban Pajanta en el distrito de Viset Chaichan. Cada vez que había una celebración habia peleas de boxeo. La mañana siguiente, el Rey tomó a su sequito y viajó por el río hacia la feria. Desde Tambon Kruad caminó en ruta hacia la villa. El Rey era un boxeador visitante de la ciudad acompañado por sus ayudantes, manejador y entrenador. El Rey rápidamente visualizó el terreno de boxeo y envió a su ayudante para arreglar una pelea. El promotor deseaba que el boxeador se tomará el peso para crear una pelea balanceada. Pero el Rey rehusó, avisando que el enfrentaría a cualquier boxeador independientemente de su peso o tamaño. El deseaba enfrentar al campeón local. Los expedientes dicen que la pelea fue un campeonato emocionante y diestro entre dos talentosos peleadores. El Rey Tigre propinó un golpe con el cual venció al campeón local. El Rey Tigre continuó peleando y venció al mejor del Reino.

Extranjeros también se destacaron en la historia del Muay Thai. En 1778, durante el reino del Rey Rama 1, dos hermanos franceses arribaron al Reino de Siam. Estos fueron boxeadores que hicieron su reputación por ellos mismos venciendo boxeadores locales a través de Indo-China. Estos vinieron a retar a los Tailandeses quienes aceptaron el reto. El Príncipe de la Corona Tailandesa se comprometió a encontar un defensor del honor y deporte Tailandés. El escogió a un miembro de la Guardia Real del Palacio – Muen Plan. El campeonato se preparó en los terrenos del Gran Palacio. Cuando la pelea comenzó, el extranjero, más grande que el Tailandés, atacó el cuello y la clavicula. Muen Plan se defendió con todas sus armas, codos, rodillas y piernas, que hoy día todavía se utilizan para bloquear los ataques. El otro extranjero frustrado por la inhabilidad de su hermano de romper la defensa interfirió en la pelea. Esto, una violación a la etiqueta, un insulto al deporte, atrajo un guardia del palacio, entrenado en Muay Thai, a sus pies y luego de una breve escaramuza, los extranjeros fueron llevados a su bote.


Existen figuras legendarias del Muay Thai modernas tan buenas como las del pasado, como Pol Prapradang- El Jabalí Salvaje. Su record de boxeo habla por si mismo; 350 peleas, en estilos internacional y Muay Thai. Nunca fué derribado ni se le hizo conteo durante su extraordinaria carrera como peleador. Este record fue todavía mas espectacular ya que fue logrado aun cuando este peleaba en divisiones mucho mas pesadas que la propia. El pertenecía a la división “batamweight”, no excede 118 lbs., pero para conseguir una pelea, usualmente luchaba en la división “welterweight” o peso mediano; no excede 156 lbs.. El Jabalí Salvaje se distinguía por su danza ceremonial antes de cada pelea. “Hanuman Tob Yoong” significa “El dios mono que golpea al mosquito” era una danza de boxeo sin igual. Pol Prapradang también fué el primer boxeador tailandés internacionalmente calificado en la división “bantamweight” de boxeo internacional.

Otras figuras modernas se convirtieron en leyenda por su particulares habilidades en el arte del Muay Thai. Como el Apidej Sit-Hirun, conocido como “El Campeón de los Siete Títulos”, el pateador mas temido que el arte del Muay Thai nunca a visto. Este en una ocasión rompió el brazo de su oponente con una patada. Su arsenal de patadas lo hizo famoso, así como también mantuvo un record al mantener siete títulos “welter” o peso mediano, a la misma vez. El record de siete títulos peso mediano en Muay Thai y Boxeo Internacional es un record histórico que todavía hoy día no ha sido superado. Otro peleador moderno muy celebrado fue “The Sky Piercing Knee Kicker”, el pelador que al final nadie se atrevía a enfrentar-Dieselnoi Chor Thanasukarn. Era un experto en el uso de la rodilla derribando su oponentes una y otra vez con sus ataques de rodilla. Se convirtió en lo que se conoce como un peleador solterón – aquel al que nadie se atrevía a retar. Tuvo que entregar uno de sus títulos de campeón, ya que nadie se atrevía a aceptar el reto de enfrentarlo.

El Muay Thai o Boxeo Tailandés continua siendo un deporte de leyendas, peleadores legendarios y actos legendarios. La leyenda mas grandiosa es la que el mundo considera difícil de creer, es la simple verdad del deporte, el mismo no puede ser vencido.

A %d blogueros les gusta esto: