h1

Radicales libres, antioxidantes y ejercicio

Los radicales libres se han popularizado en los últimos años debido a que se comprobó su participación en el stress oxidativo que, a su vez, acelera el proceso de envejecimiento contribuyendo en todos los procesos degenerativos del organismo.

Los radicales libres son especies químicas con uno o más electrones libres en su órbita atómica lo que los hace particularmente inestables y altamente reactivos; entonces le sustraen un electrón a la molécula vecina oxidandola y transformandola en un nuevo radical libre.

Todos los seres vivos que utilizan el oxígeno para generar energía liberan radicales libres.

Esta situación sería incompatible con la vida a menos que existan en las células mecanismos de defensa que neutralicen a estas moléculas. Afortunadamente el cuerpo humano dispone naturalmente de una barrera protectora que antagoniza la presencia de estos radicales libres, que se constituye en su principal capacidad de defensa y que se basa en los sistemas antioxidantes que tienen por función interactuar con el radical previniendo o retardando la oxidación de un sustrato.

El proceso oxidativo ha sido responsabilizado y relacionado con el cáncer, la aterosclerosis, las cataratas, el reumatismo, las enfermedades cardiovasculares y el envejecimiento prematuro. Por desgracia se dan hoy, en el mundo moderno, distintas alternativas tales como la polución ambiental, el tabaquismo y hasta la práctica de ejercicio indiscriminado que incrementan la producción de radicales libres excediendo las posibilidades de defensa naturales del organismo. Por lo tanto los médicos solemos recomendar la ingesta de suplementos antioxidantes conociendose que es necesario incorporar:

-1000 mg de Vitamina C

-200 unidades de Vitamina E

-7,5 mg de Beta Caroteno

– Selenio

– Zinc

– Manganeso

El rol del ejercicio

Han aparecido algunos reportes que sugieren que la práctica de deportes a nivel profesional en altas y bajas edades de la vida aceleran el proceso de envejecimiento. Uno de los nexos para tal afirmación es el que asocia a los radicales libres con la utilización del oxígeno en el alto rendimiento. En contraposición con ello hay otros estudios en animales, aunque también en humanos, que indican que las actividades físicas protegen contra estos radicales aumentando la capacidad de defensa del organismo mediante el aumento de los sistemas antioxidantes.
Parecería ser que en el ejercicio intenso hay una ruptura de las membranas de las células musculares ya que si se investigan enzimas de origen muscular en sangre, las mismas están aumentadas; se cree que los responsables de esas rupturas son los radicales libres.

En contraposición con ello los antioxidantes, particularmente la vitamina E, cumple un rol de mantenimiento de la integridad de las membranas celulares. Se necesitan nuevos estudios para avalar estas hipótesis preliminares

Por otro lado se plantea que en los deportistas de alta performance los antioxidantes no sólo prevendrían las rupturas musculares sino también estarían relacionados con una mejoría del rendimiento deportivo. Es por ello que los suplementos antioxidantes en los deportistas deben aportar mayores concentraciones, tales como:
– Vitamina C…….2000 mg

– Vitamina E…….400-800 U

– Beta Caroteno…15 mg

Finalmente es importante conocer que un programa de ejercicios debe estar prescripto teniendo en cuenta el delicado equilibrio entre la generación de radicales libres y la capacidad de defensa del organismo aunque las investigaciones sugieren que las prácticas moderadas de ejercicio serían las más beneficiosas.

Dr. Jorge Osvaldo Jarast

A %d blogueros les gusta esto: