h1

S.O.S oídos

Hay clases que superan los 90 y los 100 decibeles.
Cómo repercute en la salud la música fuerte?.

Cuando la algiacucia alcanza los 80 decibeles, ésta puede producir dolor o inflamación a corto, mediano o largo plazo mermando paulatinamente la capacidad auditiva.

El alto decibel afecta al oído interno y medio en la parte de un órgano
llamado cóclea.
Produce un trauma acústico y los síntomas se originan en la zona de la membrana del tímpano y pasan de inmediato a la cóclea.

En esa área, parten los nervios auditivos al cerebro, donde ahí se origina el dolor.

“El oído esta adaptado a unos 40 decibeles, que es el nivel en que hablamos. Cuando se superan los 80 o 90 decibeles se empieza a sentir dolor. Esto quiere decir que se está produciendo un daño”, explicó el doctor Fernando Spikerman, profesor titular de Otorrinolaringología del Hospital de Clínicas.

“Cuando se percibe un sonido muy intenso o agudo, como un estallido, se dañan las células del oído interno, donde está el nervio acústico. Se produce entonces un trauma auditivo, que puede ser de distintos grados. Los mas severos pueden provocar una pérdida de la audición. En general se pierde la capacidad de percibir sonidos agudos, como una voz femenina o música a bajo volumen. Y estos daños son casi siempre irreversibles”

Pero no siempre los daños tienen síntomas.
“Mucha gente no se da cuenta y recién se entera de que su oído está dañado cuando se hace una audiometría”

Según este especialista, la discoteca es uno de los lugares que pueden resultar nocivos para los oídos de los jóvenes.
“El ruido alli puede llegar a los 100 o 120 decibeles, como el estallido de un cohete. Y si uno se acerca mucho a los parlantes puede afectarse el oído.”

Los especialistas de la Federación Argentina de Sociedades de Otorrinolaringología coincidieron en que los traumas acústicos en general no tienen cura, sobre todo en personas mayores. Los más jóvenes tienen oportunidad de revertirlo en algunos casos, pero con tratamientos largos y que a veces requieren internación.

Cómo pueden los dueños de Gimnasios obtener el control del volumen de los equipos de música?

Primera Opción:
Se coloca el nivel de audio ciego interno a la consola de mezcla o a la unidad de potencia amplificadora, con esto se logra restringir el nivel al decibel buscado.

Segunda Opción:
Se baja el nivel de audio en forma interna, y desde el exterior se adjunta dicha reforma en un interruptor de llave, que ésta última atenuaría aún más el nivel.
Esto significa que dejaría expuesta una perilla exterior en el cual tendría una llave tradicional, donde los profesores no tienen acceso a la misma.

A %d blogueros les gusta esto: